Se encuentra usted aquí

Codigo Ético

  • Facebook
  • Twitter
  • RSS
Imagen para ilustrar el Código Ético de la fundación Tierra

El Código Ético de la Fundación Tierra es un instrumento estructural que promueve una conducta responsable a favor de los valores cívicos que emanan de los propios objetivos de la entidad. Se trata pues de un compromiso público que el equipo directivo de la Fundación Tierra asume ante la sociedad a la que sirve. Un compromiso a favor de la transparencia respecto a las prácticas tanto de tipo organizativo como de participación. El código ético aprobado define medidas encaminadas a aumentar la transparencia y facilitar el acceso a la información así como garantizar buenas prácticas en el ámbito del gobierno de la entidad.

El Código Ético es pues un compromiso público aprobado por el patronato de la Fundación Tierra que va más allá de los mínimos que pide la ley en cuanto a transparencia, control y fiscalización de su gestión. Aunque algunos expertos señalan que los códigos éticos deben tener previstas sanciones en su incumplimiento, la Fundación Tierra considera que tratándose de un compromiso público no hay mejor control que el que puede ejercer la propia sociedad la cual puede valorar su grado de cumplimiento a partir de la información que se aporta sobre la entidad y que está disponible para todos en esta web.

Por tanto, las pautas de conducta aprobadas en el Código Ético ilustra el funcionamiento de la Fundación Tierra y da a la ciudadanía una imagen de responsabilidad y confianza. Por su naturaleza jurídica la Fundación Tierra no es asimilable a las entidades de base asociativa. Sin embargo, el Código Ético de la entidad se adapta a este instrumento adoptado por muchas entidades y se inspira pues en el Código ético definido en Barcelona el 8 de junio de 2001, en el marco del 1 º Congreso de las Asociaciones y su posterior revisión del 30 de abril de 2011 ratificada en el marco del 2 º Congreso de Asociaciones de Barcelona.

Por este motivo el Código Ético de la Fundación Tierra responde a una triple función: ser un instrumento de autorregulación que facilita la detección de posibles problemas dentro de la entidad, ser un elemento de orientación para su buen gobierno y finalmente ser una herramienta de diálogo con los agentes externos que fomente las complicidades con la administración y otras entidades sociales. A todos los efectos la Fundación Tierra aprobando su propio Código Ético no hace sino ratificar de forma fehaciente un compromiso que implícitamente asumió el momento de su creación en 1994 tal y como queda patente en el hecho de que desde esta fecha ha publicado las memorias de actividades y su balance económico, que ha trabajado de forma cooperativa con otras entidades y que sus patrones desarrollan el cargo de forma altruista.

El Código Ético de la fundación Tierra ha sido aprobado por el patronato de la entidad en la sesión ordinaria del 19 de abril de 2013. Esta declaración complementa otros documentos de carácter voluntario que explicitan los valores que impulsa la actuación de la entidad. El Código Ético se aplica a todas las actuaciones promovidas por los diferentes órganos y personas que conforman la Fundación Tierra. Por ello se comunica tanto a las personas que trabajan profesionalmente como aquellas que lo hacen voluntariamente o las que actúan en su nombre o en representación de sus miembros. El patronato de la Fundación Tierra es el órgano que se encarga de velar por su aplicación así como resolver cualquier duda o queja que pueda haber por parte de personas interesadas internas o externas.

En este sentido en la Fundación Tierra han sido aprobados o suscritos los siguientes documentos:

-Carta por la Tierra
-Principios de Valdez
-Protocolo de protección integral contra la violencia de género